TIEMPO PROFUNDO

La misión finalizó el sábado 24 de abril de 2021.

Una misión excepcional

Fuera del tiempo y puntos de referencia de la vida clásica para comprender mejor los patrones

adaptación de nuestro cerebro, en medio de una situación anomia y en grupo.

Durante 40 días, 15 personas en el corazón de una expedición sin precedentes

Durante un período excepcional, una expedición extraordinaria, en Francia: 40 días bajo tierra para conocer los vínculos entre nuestro cerebro y el tiempo, así como la capacidad de sincronización funcional dentro de un grupo. Ésta es una necesidad fundamental para nuestro futuro.

La mision
TIEMPO PROFUNDO 

El 24 de abril, a las 10:30 horas, finalizó una de las expediciones científicas humanas más increíbles de los últimos años: DEEP TIME “un experimento científico excepcional nunca antes realizado en grupo”, dice Christian Clot. 15 miembros del equipo que vinieron a vivir 40 días en la cueva de Lombrives en Ariège, sin acceso a la luz solar ni ningún indicador de tiempo, abandonaron la cueva esta mañana a las 10:30 horas después de 40 días bajo tierra. “El anuncio de la salida fue para los miembros del equipo, la mayoría de los cuales estaban solo en el ciclo 30, o 30 días para ellos. Su último día bajo tierra se dedicó a ordenar el campamento y a los numerosos protocolos científicos al final de la misión. También permitió que el equipo comenzara a prepararse, psicológicamente, para encontrar la superficie. Apenas salidos, después de varios protocolos llevados a cabo en la tarde, los miembros del equipo volaron hasta el ICM de París para realizar los exámenes de resonancia magnética que permitirán la comparación con los realizados en la pre-misión.

Los objetivos de esta misión: comprender la adaptación de la plasticidad cerebral ligada al tiempo, los impactos de la desincronización ante una nueva situación de vida y la capacidad de un grupo humano para encontrar la sincronización funcional, al estar inmerso en un universo totalmente nuevo y a falta de uno de sus grandes hitos: el tiempo. “Hasta la fecha, no existe ningún estudio que nos permita saber qué está pasando realmente en nuestro cerebro en situaciones reales cuando lo están viviendo. Hubo pocas oportunidades para realizar experimentos científicos, en condiciones tan específicas como estas ”, nos recuerda Christian Clot. “Esto requiere protocolos experimentales muy específicos, fuera de los laboratorios, con metodologías innovadoras pero bien probadas”, según Stéphane Besnard, uno de los directores científicos del proyecto. Es un éxito de varias formas. Por un lado, durante los 40 días se llevaron a cabo más de 50 protocolos científicos, desde la genética hasta las percepciones olfativas. Por otro lado, a pesar de las difíciles condiciones ambientales (10 ° C y 100% de humedad constante, sin luz natural ni indicadores de tiempo), el diseño de la misión hizo posible la vida del grupo y mostrar la evolución de '' una sincronicidad colectiva. permitiendo la realización de los distintos trabajos de la misión. La energía y voluntad de Christian Clot y sus compañeros hicieron el resto. Así llegaron juntos al final de la misión con cierto placer y el deseo colectivo de continuarla.

Por tanto, DEEP TIME ha sido diseñado para cada ciudadano. De manera global y aplicada, este trabajo está directamente relacionado con varias situaciones sociales y de salud actuales, pero también son fuerzas de anticipación al futuro cercano.

Algunas vías relacionadas con la utilidad de DEEP TIME

- Bases lunares (posible a partir de 2024), luego en otros territorios extraterrestres con la instalación de grupos humanos autónomos y potencialmente aislados.

- Anticipación de misiones durante largos viajes espaciales.

La conquista del espacio da un nuevo giro durante este siglo, posibilitada por las nuevas tecnologías y las cifras en ascenso. Desde la Luna hasta Marte, al apuntar a otros objetos estelares, como Ceres, los humanos enfrentarán nuevas percepciones del tiempo.

Dominio del espacio

- La vida en un entorno confinado en el corazón de misiones largas: submarinos, misiones inmersivas.

- Lecciones aprendidas de la actuación en una situación de pérdida total de puntos de referencia (desorientación llevada al extremo, encierro).

Desde mediados de la década de 2000, el equilibrio geopolítico y geoestratégico global ha experimentado muchos cambios. El mundo multipolar no uniforme sugiere nuevas adaptaciones geoestratégicas, incluso militares (RMA), que se pueden consultar en los Libros Blancos.

Defensa

- La búsqueda de mejores condiciones de trabajo para los mineros, tuneladoras y personas que realizan sus tareas durante largas horas bajo tierra.

- Trabajadores desplazados: plataformas off-shore y otras actividades aisladas.

- Reorganización de equipos, liderazgo proyectos complejos, gestión del tiempo, etc. Pensar en el tiempo en situaciones excepcionales no puede excluir, en orden, situaciones habituales en las empresas. Por el contrario, la riqueza extraída de nuestras expediciones es explotable y exportable, ya que podemos implementar valores dentro de cualquier organización.  

empresas

- Confinamiento poblacional: enseñanza de la actuación en una situación de pérdida de referentes ante crisis de todo tipo.

- Nuevos hábitats (todo terreno, submarinos) en caso de perturbaciones climáticas severas.

- Desplazamiento de poblaciones en un entorno de vida desconocido.

- Salud mental.

La sociedad civil

Un proyecto como DEEP TIME es un desafío en sí mismo, posible y sintomático. Actúa como un fabuloso demostrador de la excelencia que los humanos saben implementar para superarse a sí mismos y hacer retroceder el conocimiento, en un período convulso.

Con DEEP TIME destacamos una notoria base educativa para hablar de proyectos de futuro, paridad, conocimiento científico y otros aspectos.

Para ir más lejos...

Entender el proyecto

Una primera mundo

t

¿Por qué una cueva?

En un entorno natural, mantenemos la fina percepción de una vida real traducida a través de las emociones provocadas por el entorno, nuestra sensorialidad y nuestra capacidad de asombro.

Después de años de estudios variados, hemos descubierto que, para comprender completamente las habilidades y el funcionamiento humanos, es necesario estudiarlos en un entorno natural y en situaciones de la vida real en lugar de en una simulación en un espacio pequeño y cerrado.

Estas contextualizaciones, en concreto, Permitir observaciones más precisas, teniendo en cuenta el conjunto sensorial y emocional que influye en nuestras decisiones y acciones en cada momento de nuestra vida. Por lo tanto, elegimos una cueva a gran escala con el fin de establecer un campamento de calidad para los estudios y al mismo tiempo tener un espacio suficientemente grande para la evolución, los descubrimientos y la exploración. El marco elegido no es baladí ya que aporta sensaciones naturales que resultan imprescindibles a la hora de estudiar a los humanos cuando se les coloca en nuevas condiciones de vida, fundamentalmente confusas para la mente y el cuerpo.

Optamos así por un marco propicio para la reconexión con condiciones de vida próximas a nuestros hábitos "exploratorios", evitando el contacto solar, sentido estricto, o un vistazo a los relojes.

El campo base, verdadero demostrador de los medios para instalar un lugar de vida en lugares improbables, permite que nuestros protocolos se lleven a cabo considerando muchos parámetros científicos clave. Asimismo, nos beneficiamos de las herramientas más avanzadas para llevar a cabo este proyecto, así como de todo el rigor necesario para la recogida de datos que permitan avanzar en la investigación, en particular en el eje de una mejor comprensión de un potencial cada vez más vinculado a los confinamientos de sociedad.

Entendiendo el tiempo ...

… Es tan antiguo como la humanidad. Pero fue en el siglo XX cuando se creó la cronobiología: de 1938 a 2000 se llevaron a cabo varias misiones en cuevas o con simuladores, solos o en pareja para estudiar el tiempo a escala humana, desde Nathaniel Kleitman hasta Véronique Le Guen.

En 1962, el francés Michel Siffre hizo, en dos meses en una cueva, el mayor descubrimiento sobre nuestros ritmos biológicos.

Sin embargo, hasta la fecha, nunca un grupo ha realizado un experimento de este tipo con estudios del cerebro y la genética. Esta es una primicia mundial en su metodología y principio.

El tiempo se convierte en una aventura.

Los ejes principales de la misión

Preguntas universales por resolver

 

 

En la superficie, una treintena de científicos de 12 campos intentarán dar respuesta a tres preguntas fundamentales para nuestro futuro, utilizando las tecnologías más modernas:

- ¿Cómo gestionar la desorientación, cuando estamos sometidos a una situación totalmente nueva… como los encierros de 2020?

- ¿Cómo concibe y gestiona nuestro cerebro el tiempo al margen de cualquier indicador?

- ¿Cómo puede un grupo humano sincronizarse, funcionar en conjunto cuando se encuentra en condiciones de vida totalmente nuevas?

Después de años de estudios variados, hemos descubierto que, para comprender completamente la complejidad de las habilidades y el funcionamiento humanos, es necesario estudiarlos en un entorno natural en lugar de en simulación, en un espacio pequeño y cerrado.

El objetivo aquí es demostrar que en una situación de total anomia y duda es posible actuar, crear proyectos y sobre todo innovar para ayudar al ser humano a afrontar mejor su futuro, mientras se encuentra en un entorno difícil.

9

Un gran desafío para el cuerpo y la mente humanos

En la cueva de Lombrives, en Francia, 7 mujeres y 7 hombres pasan a la clandestinidad para vivir en total aislamiento, durante 40 días, sin ningún medio de saber la hora (ni sol ni vigilia). ¡Una misión más allá del tiempo!

9

Una dinámica de esperanza

En estos tiempos convulsos, especialmente debido a la actual crisis de salud, tener esperanza, construir proyectos para el futuro y mantener la motivación es tedioso. Una misión de expedición como Tiempo profundo se convierte, entonces, portador de sentido, de compromisos y oferta una nueva capacidad de proyección global.

Tiempo profundo constituye una demostración motora para el público en general que necesita sueños. Demostramos que siempre es posible construir grandes proyectos junto a nosotros y así creer en el futuro.

Existe un paralelo notorio entre individuos alrededor del mundo que han tenido que confinarse a su “cueva”, física y mental, y exploradores que se sumergen en esta realidad temporal, más cerca de la naturaleza y las rocas.

9

El regreso de las misiones exploratorias sobre el terreno

2021 es el año del gran regreso de las misiones con Tiempo profundo, un proyecto diseñado y liderado por:

- Lequipos de Instituto de Adaptación Humana

- El explorador-investigador Cristiano coágulo 

9

Una misión de utilidad pública

Proyectos espaciales, nuevas condiciones de vida debido a los climas o la biodiversidad, nuevas limitaciones laborales ... todos estos son temas para los que la misión Tiempo profundo podría proporcionar algunas respuestas. También es un proyecto que habla a los ciudadanos del mundo, muchos de los cuales han sentido desorientación durante el año 2020.

Las situaciones de anomia temporal corren el riesgo de volverse cada vez más frecuentes, debido a crisis, misiones voluntarias o reorganización de nuestros hábitats en la Tierra, especialmente en áreas de alta presión climática.

Por tanto, es importante comprender mejor cómo el cerebro comprende y gestiona el tiempo, y cómo los grupos, por heterogéneos que sean, consiguen recrear la sincronización fuera de los indicadores habituales.

 

Nuestro cerebro en el centro de atención

Comprender la diferencia entre la percepción del tiempo y su realidad.

Durante ciertos eventos, nuestra percepción del tiempo se ve alterada. : parece pasar muy lento o muy rápido, sin relación con la realidad de cada segundo que pasa. ¿Qué pasa entonces? ¿Cómo encontrar el sentido del tiempo? ¿Cuáles son las conexiones entre el tiempo cognitivo y biológico, entre el cerebro y las células genéticas?

¿Cuál es la relación entre el tiempo percibido y el tiempo normativo, el de nuestros relojes?

“¿Cómo ve nuestro cerebro el tiempo? "

Perder tiempo es la mayor desorientación que existe. Y es este aspecto que la misión Tiempo profundo quiere entender mejor. Porque hasta el día de hoy no sabemos cómo nuestro sistema cognitivo comprende y gestiona esta continuidad indefinida, este entorno donde se produce la sucesión de eventos y fenómenos, incluso más allá de esta variable que podríamos llamar el reloj biológico en cronobiología.

Se saca a la luz una realidad contemporánea : nuestra capacidad humana de adaptación depende, en parte, de nuestra capacidad para gestionar la desorientación derivada de las nuevas condiciones de vida y vía entender el tiempo.

La pregunta fundamental es: “¿cómo lograr una correspondencia entre el tiempo real y el tiempo percibido”? 

 

Días pasados ​​en la cueva

Miembros del equipo bajo tierra

Científicos para el estudio DEEP TIME

Campos científicos

Aspectos prácticos y humanos

¿Quienes somos? 

Equipo de misión

TIEMPO PROFUNDO

Christian CLOT 

  • Presidente fundador del Human Adaptation Institute
  • Miembro de la Sociedad de Exploradores Franceses
  • Ponente y autor
  • Miembro de la misión DEEP TIME 

Jeremy ROUMIAN

  • Director de Operaciones y Alianzas en Human Adaptation Institute
  • Miembro de la misión DEEP TIME 

Melusine MALLENDER 

  • Miembro de la Sociedad de Exploradores Franceses
  • Director encargado de proyectos “Imagen y paridad”
  • Miembro de la misión DEEP TIME 

Dr. Stéphane BESNARD 

  • Profesor universitario 
  •  Médico del hospital
    potenciales evocados de electroencefalograma
  • Miembro de la misión DEEP TIME 

Descubrir a los miembros de nuestro equipo sobre el terreno y a todos nuestros equipos de investigación, logística y comunicación.

Diferentes perspectivas sobre el proyecto 

“Existe un paralelo notorio entre individuos de todo el mundo que han tenido que confinarse a su 'cueva', física y mental, y exploradores que se sumergen en esta realidad temporal, más cerca de la naturaleza y las rocas. Más allá de los aspectos muy en sintonía con nuestra coyuntura, el tiempo - una cuestión atemporal - está en el centro de atención en el corazón de esta misión: es un elemento extremadamente delicado de tratar ya que nuestras relaciones con él están sujetas a la 'intersubjetividad y la falta de conocimiento que tenemos, no obstante el trabajo bien iniciado por referentes como Albert Einstein o Stephen Hawking. Trabajar el tiempo acoplado de las actividades cerebrales es también cuestionar nuestra naturaleza de mortales en un marco que trasciende el entendimiento humano. ¿Podremos algún día definir ontológicamente hablando, la ecuación de sustancia temporal? ¿Es lineal, cíclico o sujeto a otras geometrías poco claras? Inexorablemente, es un objeto multifacético sujeto aexploración, discusión, negociación, interpretación, así como éste representa un punto de referencia, a veces suspendido, pero en continuo movimiento, atrapado en un campo completamente paradójico y constituido, concomitantemente, de elementos abstractos y concretos. "

Idriss NAOUI, encargado de comunicación y dirección artística

“Deep Time representa una aventura interior en los dos sentidos de la palabra, físico y psíquico, y es la posibilidad de ir al encuentro con uno mismo y con los demás, mirar el funcionamiento interno de uno,
la increíble oportunidad de desconectarse del mundo, de
su efervescencia y su tecnología y para crear el vínculo con todos sus sentidos ".

Damien JEMELGO, miembro del equipo de la misión.

“Deep Time es una gran experiencia, una forma de conocer mejor nuestro cerebro. Me gusta esta forma de ser empujado en nuestra vida diaria tranquila y segura para superar nuestros propios límites y explorar nuestras capacidades personales, nuestro funcionamiento cognitivo y nuestras interacciones grupales. Es un trabajo apasionante que emprendemos con investigadores especializados en diferentes disciplinas, una exploración dentro del ser humano ”.

Marie-Caroline LAGACHE, miembro del equipo de la misión.

No dude en contactarnos para que podamos publicar sus pensamientos sobre la misión DEEP TIME. Estamos convencidos de que su perspectiva única puede aportar nuevas perspectivas al proyecto. 

Vosotras.

Méthodologie

Nos. protocolos

Enfrentando el campo con otros o solo, en misiones que te permitan superarte a ti mismo.

Recopile, comprenda y analice datos valiosos para la ciencia, con lo último en herramientas, siguiendo protocolos estrictos y bajo la atenta mirada de expertos multidominio.

Emitir recomendaciones y estudios prospectivos, buscando la innovación en diversas formas.

La importancia de las situaciones de la vida real

Protocolos in situ en el campo durante los 40 días. Es fundamental que las mediciones y muestras se tomen en condiciones reales para comprender mejor los mecanismos de adaptación humana. 

Una colaboración amplia y preciosa

Nuestra investigación es integradora, multidisciplinar, desde la cognición a la genética, desde la psicología a la etología y asegura una visión amplia de la adaptación humana. Las emociones, las percepciones y los mecanismos de aceptación y decisión también pueden evaluarse con mucha precisión mediante la observación inmediata en lugar de mediante narrativas basadas en la memoria.

U

La calidad del análisis y la interpretación según rigurosos esquemas científicos.

Protocolos de laboratorio (resonancia magnética, etc.) antes y después de la operación, durante 2 años. Después de las misiones exploratorias, el Human Adaptation Institute recopila cuidadosamente los datos recopilados en el campo para su estudio. Estas vías de lectura se utilizan luego para desarrollar la ciencia, manteniendo este aspecto de recomendación a las instituciones, entre otras.

Herramientas innovadoras

 Cápsula ingerida para monitorizar la temperatura central y la microbiota, monitorización de intervalos cardíacos, EEG de alta densidad ... Estamos desarrollando herramientas innovadoras para obtener nuestros datos, tomados diariamente durante la misión y podemos observar la modificación fisiológica del cerebro en el tiempo de las situaciones de la vida real.

ENTENDER

cómo el cerebro puede adaptarse en una cueva, sin marca de tiempo o luz del día. Comprender los sesgos cognitivos que permiten la adaptación en un contexto de anomia rompiendo el aspecto cíclico del ritmo circadiano.

 

ANALIZAR

datos recogidos en campo, e interpretarlos con la colaboración de reconocidos laboratorios e investigadores para sugerir vías de lectura sobre nuestra naturaleza como seres humanos. La ciencia sigue avanzando. 

RECOMENDAR

con todos los actores de la sociedad, esquemas adaptativos, revisiones y planes de acción estratégicos destinados a anticipar problemas cada vez más recurrentes como los confinamientos. El Instituto de Adaptación Humana también tiene como objetivo hacer que el público en general descubra los temas “pilares” de sus campos de investigación, así como la comunidad investigadora.

7 + 10 =

Dirección de la cueva para la misión.

Cueva de Lombrives

09400 Ussat

Correo electrónico

info@theadaptationgroup.com

Suivez-nous sur les réseaux sociaux
DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Twitter
Visítanos
Sígueme
YouTube
LinkedIn
Compartir
Instagram
error: Contenido está protegido !!